Mis canciones – 1973

disc1
Todas las canciones compuestas por JOSÉ LUIS PERALES
Arreglos: Juan Márquez (Ed. Musicales Hispavox)
Una producción Hispavox dirigida por Rafael Trabucchelli

Letras

1. EL DÍA QUE TE MARCHES
El día que tú te marches lloraré
dirás adiós con un beso, yo quedaré
sentado en mi sillón
perdida la razón
mis ojos verán cerrarse la puerta
y el viejo bulevar
tus pasos llevará
seguros hasta la barra de un bar.
Pedirás
un café
tomarás una copa y al fin
mirarás
para ver
si otros ojos se fijan en ti.
Tendrás una nueva historia que contar
seré para tí la sombra que tiempo atrás
llenó su corazón
de viejo solterón
con una sola mirada y tu voz de
muñeca de salón
sin alma ni pasión
seré una aventura más que pasó.
Tus labios irán perdiendo su color
los años irán pasando para los dos
muñeca de salón
sin alma ni pasión
tus ojos verán cerrarse las puertas
sentada en tu sillón
perdida la razón
serás una historia más que pasó.
2. CELOS DE MI GUITARRA
Yo sé que tienes celos de mi guitarra
yo sé que lloran tus ojos
cuando me ves abrazarla… si
yo sé que tienes niña herida el alma.
Yo sé que por las noches cuando te marchas
cruzas llorando mi patio
como una luz que se apaga… si
yo sé que tienes niña herida el alma.
Yo sé muy bien
que te has sentido feliz
sentada junto a mi hoguera
dejando tu primavera pasar
y sé también
lo mucho que me has querido
y alguna vez he sentido
dolor.
Yo sé que tienes celos de mi guitarra
yo sé que tiemblan tus manos
cuando me ves abrazarla… si
yo sé que tienes niña herida el alma.
No puede ser,
mi adolescencia pasó
dormida está como un niño
entre unos libros que nunca aprendí.
Recuérdame
y vive tus quince años
yo te prometo soñarlos
adiós.
3. ECOS DE SOCIEDAD
La Señorita María Dolores,
hija de un conde, se casa al fin
con un rico financiero
en su villa de París.
En el cortijo de Don Anselmo,
junto a la iglesia de San Martín,
la niña viste de largo
habrá fiesta en el jardín.
Son esas cosas que a veces leo en los periódicos
que diferencian los que son eso de los que no
son comentarios, a veces trágicos, a veces cómicos
que me producen una sonrisa, pido perdón.
En un hotel de la ciudad
se reunieron ayer
Conde de tal, Conde de cual
y sus condesas también
la reunión llegó a su final
como podréis suponer
pero en la página de sociedad
no lo veréis.
Son esas cosas que nunca faltan en los periódicos
como detalle de una más amplia información
son comentarios, a veces trágicos, a veces cómicos
que me producen una sonrisa, pido perdón.
4. DENISE
Aquella tarde llovió
y por las calles vagó
como una sombra.
Pronto la noche la envolvió
y a la taberna regresó
y un marinero la abrazó… si.
De aquellas garras escapó
no vió a la gente sonreír
y en su buhardilla de alquiler
lloró en silencio hasta dormir.
Y aquel pequeño juguetón
besó la frente de Denise
y entre sollozos musitó:
lloras por mí.
Y en el amanecer
una casa sin luz
unos ojos sin vida.
Y en el aire quedó
la sonrisa infantil
que la lluvia borró.
Aquella tarde llovió
y por las calles vagó
como una sombra.
Pronto la noche la envolvió
y al viejo bar no regresó
ni un marinero la esperó… no.
Dicen las gentes que Denise
pasó la noche en el canal
y en una orilla se encontró
un fleco de su viejo chal.
Ya la taberna se cerró
y en la buhardilla de Denise
un lazo negro se colgó;
murió en abril.
5. AQUELLA MUJER
Su mirada puesta en el tren
su equipaje sobre el andén
y su tristeza
marchará para no volver
le dirán tan sólo una vez
que le ha engañado.
Aquella mujer celosa
aquella feliz esposa
que nunca salió de casa… y
que siempre cuidó mimosa
en su jardín flores rojas
aquella mujer hermosa.
Partirá, no sabe a donde
y al mirar el horizonte
verá otra tierra.
Dejará sus verdes trigos
su mujer, y sus amigos
para quererla.
Ya nunca será celosa
ya nunca será mimosa
sólo podra ser
¿la mujer de quién?
Y Pablo se irá muy lejos
y cuando mire un espejo
verá que su sol se apagó.
6. COSAS DE DOÑA ASUNCIÓN
Son las cinco de la tarde
comienza la reunión
la partida de canasta
la carla de religión.
La maestra, el boticario,
el cura y Doña Asunción,
el café de media tarde
y algo de conversación.
Y hablarán
del hijo de Don Ramón,
tan listo que parecía y se ha convertido en pastor.
No se si me engañaré,
comenta Doña Asunción,
pero anoche vi a fulano que rondaba el callejón.
Señor Cura,
no sé si recuerda usted
la boda de Doña Engracia
que fue una noche  a las tres
pobrecilla
tan jóven y ya con seis
claro que, según se dice, la protege Don José.
Y la lluvia en el cristal
y la flor en el jarrón
dormidas esperarán la mañana
las luces del callejón
contemplan pero se callan
y pasa bajo una lluvia un pastor.
Sin quererlo se les pasan
las horas en el reloj
la maestra se despide
los otros dicen adiós.
Comentarios al respecto
será que tiene un amor
se sonroja el boticario, el cura pide perdón,
Pero, en fin,
tomemos otro café
mañana como es domingo será la misa a las diez.
Termina la reunión,
mañana de cuatro a seis
seguirán con su canasta, seguirán con su café
Y hablarán…
7. MAÑANA VOLVERÁS
Hoy he querido sentirme más cerca de ti
y entre mis manos he tomado un libro
un libro de poemas
lleno de días grises
lleno de horas frías
lleno de hiedras, malvas y poesías
y he sentido muy cerca tu mirada
y he sentido tus manos con las mías pasando aquellas hojas
y he murmurado versos con mis labios
como los murmuraste tú aquel día.
Me hablas en tu carta
de un bello otoño gris
me hablas de una casa
perdida en un jardín
me dices que las horas
se pasan sin sentir
me dices en tu carta
que te acuerdas de mí.
Camino con la tarde
que ya empieza a morir
recuerdo tus palabras
te siento junto a mí
las horas se hacen largas
porque no estás aquí
y en un rincón perdido
estoy pensando en tí.
Mañana volverás
mañana volverás
mañana con el sol de nuevo el cielo brillará
de nuevo junto a ti
para volver a amar
mañana volveremos a vivir.
El tiempo del amor
mañana llegará
de nuevo junto a ti contemplaremos la ciudad
de nuevo junto a ti
para volver a amar
mañana volveremos a soñar.
De nuevo junto a ti
para volver a amar
mañana volveremos a soñar
mañana volveremos a soñar.
8. PRIMER AMOR
Se acabó
el calor de verano y el sol
la ciudad
se ha vestido de grises y nubes
y el amor se esconde
para hablar, quién sabe a dónde
y en algún rincón
unos cuerpos se unirán
primer amor
primer amor
después se irán.
Junto al mar
la ciudad aparece desierta
ya llegó
a la humilde buhardilla el poeta
sobre la bahía
ya no vuelan golondrinas
bajo algún farol
unos labios rezarán
te quiero amor
te quiero amor
después se irán.
Volarán
las inquietas gaviotas
con la cadencia de un viejo Vals
sobre las olas.
Dormirán
en el suelo las hojas
y junto al puerto los marineros cantarán.
Junto al mar
la ciudad aparece desierta
ya llegó
a la humilde buhardilla el poeta
sobre la bahía
ya no vuelan golondrinas
bajo algún farol
unos labios rezarán
te quiero amor
te quiero amor
después se irán.
Te quiero amor
te quiero amor
después se irán.
9. AL VER PASAR A MARÍA
Ayer pasó por mi puerta
vestida de terciopelo
blanca la piel, negro el pelo
y una sonrisa marchita.
Decían:
es una mala mujer
mentían
era una mujer bonita,
que un día dejó marchar
buscando su libertad
al hombre
que quiso un día adorarla
pero en una madrugada
cerró la puerta y se fue.
Reían
viendo pasar a María
pasar la noche y el día
cantando para olvidar.
Doblando están las campanas
los críos corren y gritan
alguien murió esta mañana
están pintando la ermita.
Decían:
era una mala mujer
mentían
era una mujer bonita
Que hoy se ha querido marchar
dejando su soledad
dormida
en una casa vacía
hoy se ha marchado María
mañana no cantará.
10. JAVIER
Oh, Javier
cómo te ríes de ayer
Oh, Javier
luciendo un auto de ayer
Oh, Javier
qué hermosa chica, Javier
te va muy bien
Javier.
En abril
ya estás moreno, Javier
en Jaén
te sienta el aire muy bien
cuéntame
tu último viaje, Javier
¿Lo hiciste bien?
yo aún viajo en tren, Javier
con carbonilla y todo, Javier
y asientos de madera también
y para cada dos por tres.
yo aún viajo en tren, Javier
con carbonilla y todo, Javier
y asientos de madera también
Oh, Javier.
Oh, Javier
cómo te ríes de ayer
Oh, Javier
luciendo un auto de ayer
Oh, Javier
qué hermosa chica, Javier
te va muy bien
Javier.
En abril
ya estás moreno, Javier
en Jaén
te sienta el aire muy bien
cuéntame
tu último viaje, Javier
¿Lo hiciste bien?
y asientos de madera también
y para cada dos por tres.
yo aún viajo en tren, Javier
con carbonilla y todo, Javier
y asientos de madera también
Oh, Javier
Oh, Javier
cómo te ríes de ayer
Oh, Javier
luciendo un auto de ayer.