A ti, página en blanco

05 jun A ti, página en blanco

Hoy, de nuevo, como dos novios que se han dado un tiempo de respiro para evitar que el amor llegue a asfixiarlos, volvemos al encuentro  tú y yo, con el deseo irrefrenable de volver al amor, impoluto y ardiente, que dura entre los dos toda la vida, para volcar en ti, página en blanco, una música nueva,  para  vestir tu cuerpo de viuda solitaria y  salpicar de música ese desierto blanco que un día abandoné para contarle a todos que de nuevo las musas volaron nuestro cielo y llenaron de fiesta la soledad que amamos, y nació de nosotros de forma casi cruenta una nueva canción.  Y al estar frente a frente hoy de nuevo  te miro, y me duele mirarte, tan fría y tan inmaculada, tan vacía y tan triste, esperando que surja la caricia. Y una vez más, como en cada encuentro, la música y el verso se muestran perezosos, negándose a salir mientras no haya un motivo suficiente que provoque el deseo y la palabra.

Y yo, qué podría decirte para llenarte toda y que tenga sentido tu existencia. Cómo romper el hielo de este silencio mudo entre los dos. Es el drama de siempre, cuando después de un tiempo volvemos a encontrarnos sin saber qué decirnos después de ese saludo inevitable cargado de rutina. Cómo acercarme poco a poco a ti y despertarte, y contarte al oído algunas cosas que hagan estremecer ese páramo en el que te transformas después de tanta ausencia. Cómo volver a ser tan solo tú y yo, página en blanco, en el silencio que elegimos siempre para volver a vernos y para acariciarnos. Yo manchando de tinta tu vestido,  vaciándome entero. Tú recibiendo como lluvia fina el poema, que a veces sin llamarlo, se escapa de mi boca hasta desembocar en tu desierto, que en un claro de luna deja entrever la hierba, ya naciendo, para dejar de ser baldío y yermo. Cómo escribir en ti, página en blanco, algo que te despierte la sonrisa, que recupere del olvido el beso de aquel primer amor, o aquella despedida que quisiste olvidar y no has podido. Cómo escribir sobre tu cielo raso, algo que no te hiera, y convertir en bálsamo tu soledad de siglos desde que no nos vemos. Hoy tú, página en blanco, como siempre, después de tanto tiempo serás por esta noche toda mía. Sobre tu vientre inmaculado escribiré sin pausa hasta llenar de historias, de  música y palabras, silencios y secretos del alma, poemas inconclusos que quedaron pendientes algún día o historias que murieron al poco de nacer. Da igual de lo que hablemos y de lo que te escriba con tal de llenar en ti tanto vacío, que tú, página en blanco, me das miedo.

Es tanto el desespero cada vez que me siento frente a ti, con la duda perenne de parir algo nuevo que ofrecerte y que colme tu espera de tanta soledad sin escuchar la voz de mi guitarra, que buscando una nueva melodía te sorprenda una noche.

Sentado frente a ti, página en blanco, hoy me pregunto como tantas veces qué te puedo escribir que no esté escrito, y qué historia contarte que ya no esté contada; qué nueva melodía te podría inventar para llenar de música tu cielo, de hermoso contenido tu vacío, y de luz el cuaderno cerrado donde habitas en esa oscuridad, siempre esperando mi mano que algún día te despierte del sueño nuevamente para enjugar tus lágrimas.

Hoy vuelvo junto a ti, página en blanco, esperando que de nuevo las musas recuerden que aún existo. Sé que es mucho pedir tanta memoria, tan ocupadas ellas, yo tan terco a pesar de los años a vueltas con la música que despierta en mi pecho la pasión como cuando era joven, porque los sentimientos no envejecen y no hay mejor vehículo para hacerlos llegar al corazón.

Hoy sembraré de notas tu vestido para confeccionar la melodía que nos alegre el alma. Y buscaré de nuevo en mi memoria una historia de amor, que no por ser mil veces repetida, mil veces diferente y mil veces vivida, deje de ser hermosa y tan imprescindible como el aire.  Porque esta noche tú, página en blanco, dejarás que mis manos  se deslicen sobre tu piel de seda engalanando tu vestido inmaculado. Y es que tú y yo sabemos que este es nuestro momento deseado por encima de todos. El tiempo de crear, de perseguir estrellas, de llegar a la nada y regresar con ella. De frenar los latidos del corazón latiendo, de la belleza plena del encuentro contigo.

Pero hay que trabajar, página en blanco. Dejaron de sonar ya esos aplausos agradeciendo lo que ayer creamos, y hoy, que el corazón sigue latiendo, la música que calla quiere seguir sonando, y esta noche tú y yo, intentaremos juntos ese milagro de una nueva canción, que aún sin merecerlo pueda ser un regalo que nos caiga del cielo. No basta con soñar, página en blanco, quiero volcar en ti todos los sueños que a lo largo del tiempo fui guardando, para escribir sobre tu piel de luna en noches como ésta, en las que el corazón se nos desnuda desvelando secretos al compás de una música.

Empieza a amanecer, y esta mañana de tu virginidad ya ni te acuerdas, porque gracias al cielo has dejado de ser página en blanco.

12 Comentarios
  • Iván
    Publicado el 13:53h, 05 junio Responder

    Eso quiere decir una cosa… Vamos a tener a Perales de nuevo en nuestros aplausos!! Que emoción.

  • Sonia Pérez Sánchez
    Publicado el 14:51h, 05 junio Responder

    Querido “maestro” hoy por casualidad entre mis correos encontré el de mi gran amigo Fernando e hize “click” en él porque me recordaba de su página de Facebook oficial y es que después de casi mas de un mes hoy me he encontrado un poco mejor para volverle a leer y dejarme embriagar por cada palabra, frase, de lo que nos ofreció una vez mas para disfrute de quienes tanti amamis su música. Como dije hace unos días en estos momentos no lo estoy pasando bien por la pérdida irreparable de quién para mí fué algo mas que una jefa (ante todo fué mi amiga).
    Pero agradezco a Fernando su mensaje que me hizo llegar de nuevo hasta su face oficial y asi de nuevo volver a saber de usted “maestro”. Gracias por este escrito que sin duda alguna sería el “texto” para una canción, estoy segura de que vamos a “tenee” Perales “pa” rato¡¡¡¡¡ jejejejeje, yo encantada ok?. Esperamos que ese cuaderno que permanece en la oscuridad sea abierto alguna que otra vez para que entre sus páginas blancas suene el acorde de una canción. Un saludo enorme “maestro” y un gran abrazo desde Sevilla. Sinceramente
    Sonia

  • Fernando Sanchez
    Publicado el 15:12h, 05 junio Responder

    Creo que nunca habia leido algo tan hermsoso…si ya de por si soy de pocas palabras, esto me las ha quitado todas…
    Queda, si, la esperanza de que quizas volvamos a encontrarnos..nada me haria mas feliz que eso
    Gracias Jose Luis por ti , por tu musica y por regalarme ahora tantos y tantos amigos como esa Sevillana hermosa a la que tanto quiero…Sonia!
    un abrazo!!!

    Fernando

  • Zully Ivette Pazmiño T.
    Publicado el 15:53h, 05 junio Responder

    Sin Palabras !!! Que se puede decir ante tanta belleza…sólo Gracias José Luis, por tanta sensibilidad que nos llega al alma. Un abrazo desde Colombia..!

  • Zully Ivette Pazmiño T.
    Publicado el 18:42h, 05 junio Responder

    …Y con “ardiente paciencia” como dicen algunos de mis amigos, esperaremos y nos dejaremos sorprender nuevamente…como siempre..!!

    Zully Ivette

  • Mari Carmen jimenez galianes
    Publicado el 22:16h, 05 junio Responder

    Ay!! que alegria más grande querido Perales poder leer tan bellas palabra, eres un gran poeta sin duda uno de los mejores.deseando y esparando con ilusión volver a verte y a escucharte en directo.
    Un Saludo de esta Sevillana que te admira mucho.

  • MARIANGEL
    Publicado el 05:59h, 06 junio Responder

    Mi querido Jose Luis, es hermoso volverte a leer, saber que estas alli, y que estas pendiente de nosotros tus fans, queriendo compartir lo que tu corazon te dicta.
    Dios quiera que esa pagina que ahora es blanca se llene y no una sino mil, que se convierta en tu complice y que no dejen ni una pagina en blanco, que fluyan las palabras bonitas, las historias de amor que solo tu sabes contar, que vuelva la gaviota, el marinero, el gorrion, las caracolas, la mar, pero tambien la soledad, esa que te dicta al oido lo que debes escribir, esa que te empuja a llenar todos esos renglones de la pagina, vamos maestro llamalos, invitalos al refugio, recuerdales que solo ellos y tu estaran y nadie mas para que se animen a no dejar esa pagina en blanco, para que el proximo otono vuelvan a volar las palomas por el cielo y te traigan de vuelta a nosotros que te amamos tanto, tanto, mas de lo que te puedas imaginar.
    Dios ilumine tu memoria, te brinde la luz para que plasmes ese don que el te ha dado para que vuelvas a escribir eso tan bonito que solo tu sabes decir, te quiero maestro perales, muuuuuucho.

  • MAURO
    Publicado el 22:27h, 07 junio Responder

    TU TALENTO Y TU SENSIBILIDAD SON INAGOTABLES, LAS PÁGINAS EN BLANCO NUNCA SE RESISTIERON A TI, Y UNA VEZ QUE ROMPES EL HIELO TU CORAZÓN SE APODERA DE TU MANO Y ESCRIBES SIN PARAR INFINIDAD DE POESÍAS, QUE LUEGO LAS CONVIERTES EN CANCIONES…
    MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS TUS LETRAS…QUE LUEGO SERÁN NUESTRAS. MAURO

  • Carlos Andrés García Arias
    Publicado el 20:58h, 28 junio Responder

    Maestro y Amigo Perales!!!

    Qué delicia leerte, qué locura sentir nuevamente que tendremos a José Luis Perales Morillas en los escenarios, qué Bendición para el universo es tu existencia y es tu talento!!

    La vida nos premia con tu presencia en nosotros y qué alegría que te tengamos nuevamente en un proyecto en nuestros escenarios.

    Dios te bendiga a ti, a tu familia y a tu equipo de trabajo.

    Cordial saludo desde Manizales (Colombia).

  • Alberto
    Publicado el 16:23h, 11 enero Responder

    Precioso poema hecho prosa, he disfrutado muchísimo leyendolo y hasta me ha dado pena que terminase.
    Gracias por compartirlo amigo José Luis .
    Recibe un abrazo enorme!!!

  • Laura Edith Garcia
    Publicado el 04:44h, 01 noviembre Responder

    Como siempre Muchas Felicidades por esa genialidad suya que le a dado tantos exitos merecidos y le deseo aun mas que merece, Espero verlo por Monterrey Mexico.

    Un beso

  • Maria Linares
    Publicado el 14:13h, 01 noviembre Responder

    Que emoción leerte mi Dulce Poeta, como siempre tus palabras llegan a lo más profundo de mi corazón. Gracias por tantos años regalándonos tus letras y tu voz que no puede ser más dulce!!!
    Estoy feliz por tu visita a mi país Argentina, el Luna Park de Bs. As. se vistió de lujo con tu presencia.
    Disfruta de la gira “Calma” y no tardes en volver!!!
    Te quiero mucho , siempre te estaré esperano y mientras tanto me regalo tus canciones!!!! Besos grandes ♥…

Publicar un comentario